Issa Kobayashi

Templo Mokubo.
Aunque las llama un perro,
vienen luciérnagas

Anuncis