Nenten Tsubouchi

El nabo nos gusta,
un matrimonio así
llegamos a ser