Yosa Buson

Tan sólo al Fuyi
no logran enterrar
las yerbas jóvenes

Anuncis