Matsuo Basho

Un mar bravío.
Y, tensa sobre Sado,
la Vía Láctea

Anuncis