Matsuo Basho

¡Cómo la almeja
ha cerrado su boca
con el calor!

Advertisements