Matsuo Basho

Luna de agosto.
Hasta el portón irrumpe
la marejada

Advertisements