Matsuo Basho

Vallas del dios.
Y de improviso pienso
en el Nirvana

Advertisements