Onitsura Ueshima

Sus esqueletos
adornan por encima,
¡y a ver las flores!

Advertisements