Sanki Saito

sube en silencio
y retumba en la noche
el ascensor

Advertisements