Choshu Ueda

rota una vez,
rota otra vez, y ahí sigue:
luna en el agua

Advertisements