Issa Kobayashi

hasta los dioses
deben hoy aburrirse:
día de niebla

Advertisements