Issa Kobayashi

no tengo nada,
¡salvo esta quietud,
esta frescura!

Advertisements