Issa Kobayashi

se va el potrillo
de su tierra natal:
lluvias de otoño

Advertisements