Chiyo-ni Fukuda

cuanto recojo
está lleno de vida:
marea baja

Advertisements