Saimaru Shiinomoto

siguiendo al río,
como fluyendo, vuela
la golondrina

Anuncis