Matsuo Basho

al contemplar
los cerezos en flor,
¡cuántos recuerdos!

Anuncis