Matsuo Basho

¡oh, qué glorioso!
las tiernas hojas verdes
brillando al sol

Advertisements