Saikaku Ihara

aldeas sin doradas
ni cerezos floridos,
¡tenéis la luna!

Advertisements