Chisoku

es casi nada
–sólo ojos– la cara
de la libélula

Advertisements