Sokan Yamazaki

la luna llena:
si le pones un mango,
¡un abanico!

Anuncis