Matsuo Basho

A la intemperie,
se va infiltrando el viento
hasta mi alma.

Anuncis